En este momento estás viendo QUÉ ES LA NOVELA FEELGOOD

QUÉ ES LA NOVELA FEELGOOD

Como su propio nombre indica, las novelas feelgood son esos libros escritos con el objetivo de hacer sentir bien al lector. Pero si me quedara en esa respuesta podría dar lugar a mucha confusión, ya que cada persona tendrá un concepto diferente de lo que es sentirse bien o de qué le hace sentir bien.

Qué es la novela feelgood

Un poco de historia feelgood

Este género literario surgió en la Gran Bretaña del siglo XX como antídoto a los estragos que hacía la II Guerra Mundial en la población. Un poco como lo que ha pasado ahora con la pandemia, que este tipo de lecturas suelen demandarse para evadirnos, no perder la cabeza y recobrar la fe en la humanidad (grosso modo).

¿Cuáles son las características de la novela feelgood?

El tono amable

La literatura feelgood se caracteriza por estar escrita con un tono amable. ¿Esto cómo se consigue? Con un estilo narrativo sencillo, bonito, con un léxico visual que te invita a disfrutar de una lectura acogedora. En las novelas feelgood normalmente no vas a encontrar muerte y destrucción, al menos, no de manera directa y gráfica. Lo cual nos lleva a la siguiente característica:

Conflicto sí, drama no

Como en cualquier otra historia, ha de haber un desencadenante que mueva al protagonista, que le haga salir de su zona de confort para enfrentarse a un reto. La diferencia entre las novelas feelgood y el resto radica en que los conflictos son: o bien más light, no son dramones de gastar todo el paquete de pañuelos, o bien internos del protagonista.

Por ejemplo, en Un arcoíris sobre París el conflicto es si la protagonista logrará superar el bloqueo escritor en el que se encuentra desde hace años por culpa de un trauma. Como ves, la protagonista vivió una experiencia dramática en el pasado, pero el libro no se centra en ella, sino en la superación de ese hecho traumático para conseguir su objetivo: terminar su primera novela.

Personajes apapuchables

Llegados a este punto me veo obligada a señalar que la mayoría de las novelas feelgood que he leído tienen, o bien dos protagonistas, chica y chico, o bien la protagonista es una mujer. No hay ninguna norma escrita sobre esto, pero me parece una tendencia digna de ser mencionada.

Pero a lo que iba: en este tipo de historias los personajes tiene más relevancia que la propia trama, por lo tanto, deben ser personajes con los que el lector se sienta a gusto. No necesariamente se tiene que identificar con ellos (aunque nunca está de más), pero sí les tiene que coger cariño o, como mínimo, caerles bien.

Esto es un poco complicado, porque cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre y, para gustos, colores. Pero la fórmula que suelen seguir es presentar a una protagonista de carne y hueso, con sus virtudes y sus defectos, sus inseguridades, ilusiones, miedos, frustraciones, anhelos (vale, sí, solemos empatizar con las protagonistas de los libros feelgood)… Y rodearla de personajes muy carismáticos, creativos, algo extravagantes, adorables, deslenguados, inocentes, soñadores, tiernos, carcamales con un corazón de oro… Creo que ya te haces una idea de por dónde van los tiros, ¿verdad? Y es en esta combinación tan variada y equilibrada donde el lector identificará a una familia con la que de gusto pasar las vacaciones de Navidad o, al menos, estar varias horas leyendo sobre ellos.

Una lectura feelgood para un momento cozy
Image by Melk Hagelslag from Pixabay

 Un clima agradable

No me refiero al tiempo meteorológico, ya que hay novelas feelgood ambientadas en mitad de una tormenta que funcionan a las mil maravillas. El clima del que te hablo tiene más que ver con los pequeños detalles, con la atmósfera por la que se van a mover los personajes y que va a respirar el lector página tras página.

Por eso suelen ser novelas llenas de sensaciones agradables, desde los olores hasta el tacto. Es por eso por lo que en casi todas estas historias vas a encontrar momentos donde la protagonista encuentre paz con una bebida reconfortante, los personajes van a escuchar música, la naturaleza va a estar presente de algún modo, puede que te encuentres con alguna biblioteca o librería… Así que no te extrañes si en el 90% de las novelas feelgood que leas la prota es muy fan del té y una golosa empedernida.

Un final feliz

Este sí es un requisito indispensable. Todas las características anteriores son más o menos prescindibles, a gusto y elección del autor, pero el final feliz en las novelas feelgood no es negociable. Y con final feliz me refiero a que, al término de la historia, la protagonista será feliz. Puede no ser de la manera que esperaba, puede que su objetivo haya cambiado a lo largo del libro… Puede pasar lo que sea, pero al final la protagonista tiene que estar satisfecha con su vida. Y, por ende, también el lector con la lectura de esa historia.

¿Qué tipo de novelas feelgood existen?

Como ocurre con todo buen género de vecino, puede haber tantos tipos de novelas feelgood como libros feelgood haya en el mundo. Me explico:

Al igual que puede haber novelas de fantasía urbana romántica, también puede haber novelas feelgood históricas de misterio. O también puede haber novelas históricas de misterio feelgood. Porque no, no he cambiado el orden de las palabras por capricho. En este caso, dependerá de si el eje central de la historia es la evolución del protagonista o la del misterio a resolver.

Volvemos al ejemplo de Un arcoíris sobre París: es una novela corta feelgood romántica, no romántica feelgood. Porque el quid de la cuestión está en cómo la protagonista consigue superar su bloqueo creativo y personal, mientras que la trama romántica queda en un segundo (aunque muy salseante) plano.

De hecho, algún que otro género está creando su propia línea de novelas feeglood, como es el caso de los cozy mistery (misterio acogedor).

Entonces en qué quedamos

En resumen, la novela feelgood es aquella escrita con el objetivo de hacer sentir bien al lector, tiene como trama principal el desarrollo de los personajes arropados por un clima agradable cuyo final obligatoriamente ha de ser feliz y dejarte con un buen sabor de boca. Si esto último no se cumple, no es feelgood.

Pero, como siempre, todo se aprende e interioriza mejor con ejemplos. Por eso aquí te traigo algunas…

Recomendaciones de novelas feelgood

(Pinchando en las portadas irás directamente a la ficha del libro en Amazon).

Café y tarta (Mario Sanca), una novela feelgood muy dulce

Novela feelgood Café y tarta, de Mario Sanca

Un jardín de Nomeolvides para Hada (Ainara V. Sanmartín), la novela feelgood ideal para esta primavera

Novela feelgood

Amor tras los cuarenta (Mavi Pastor), porque nunca es demasiado tarde

Novela feelgood

La librería del señor Livingstone (Mónica Gutiérrez), de la autora feelgood por excelencia

Novela feelgood

Un arcoíris sobre París (Utopía – Ana Calatayud L.), una historia que es pura inspiración (y que además es mía 🤭 jiji)

Novela feelgood

Y tú, ¿conocías la literatura feelgood? ¿Alguna recomendación que hacerme? ¡Te leo en comentarios!

Formulario de suscripción a la newsletter de la escritora Utopía - Ana Calatayud L.

Utopía - Ana Calatayud L.

Cosecha del 96, escritora de fantasía y romántica feelgood. Consultora literaria (mi superpoder son las sinopsis). Bibliotecaria, maestra y estudiante de doblaje.

Deja una respuesta

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.