El león, Coraline y Harry Potter

El león, Coraline y Harry Potter

Dicen que Tolkien es el padre de la fantasía, que de él beben todos los demás escritores del género, que es muy buen ejemplo para explicar el viaje del héroe, que asentó las bases de la fantasía épica… Lo mismo sucede con Sir. Arthur Conan Doyle con las novelas policíacas o Agatha Christie en cuestión de misterio: son grandes referentes. Pero hoy no vengo a hablaros de ellos. El artículo de hoy tiene como protagonista a C. S. Lewis. Porque no solo le debemos a él la saga Las crónicas de Narnia, gracias a él hoy podemos regresar a Hogwarts siempre que lo necesitemos y gracias a él PrimeVideo tiene los derechos de adaptación audiovisual de las obras de Neil Gaiman. Y es que hoy voy a hablar de la influencia de C. S. Lewis en las obras de Gaiman y Rowling.

La influencia de C. S. Lewis en J. K. Rowling y Neil Gaiman

El autor de Coraline, por ejemplo, ha declarado en varias ocasiones que, probablemente, Chesterton y C. S. Lewis tienen una mayor influencia en su obra que el propio Tolkien. El autor de Las crónicas de Narnia (entre otros) era una obsesión para Neil cuando este tenía siete u ocho años. Gaiman admiraba cómo unía las frases y pensaba: «Es fantástico, mira cómo escribe, quiero hacerlo así algún día». Y hoy por hoy, a falta de leer los dos últimos libros de la famosa saga liderada por el majestuoso Aslan, puedo asegurar que el alumno ha superado al maestro.

En cuanto a la creadora del joven mago que actualmente rivaliza en fama con el mismísimo Merlín, declaró que los libros de Las crónicas de Narnia y, más en concreto, El león, la bruja y el armario, le habían servido de inspiración para las aventuras de Harry Potter. Del tercer libro (en orden cronológico) de Lewis sacó la idea de que los protagonistas llegaran al mundo mágico a través de un objeto ordinario: un armario en la historia del escritor británico, la barrera de un andén en los libros de Rowling. Y no solo eso, también tuvo muy claro que su saga se compondría de siete volúmenes, igual que Las crónicas de Narnia. Aunque, esta vez, sin tanto salto temporal, que para eso ya tenemos a George Lucas.

Las crónicas de Narnia y Harry Potter
Imagen de Katrina_S en Pixabay

 

Pero no pienses que con todo esto quiero hacerte una publicidad masiva de C. S. Lewis, Gaiman o Rowling. No, ellos ya han tenido sus propias campañas de marketing y ya tienen una marca personal que se vende por sí sola.

En realidad, solo quería ponerte este ejemplo de alguien que ha influido en las obras de otras personas para pedirte un favor (sí, ya anda Utopía exigiendo): no dejes de crear. Me da igual si eres escritor, cocinero, mecánico, florista, administrativo, amo de casa, profe, enfermero o criptozoólogo (si hay alguno en la sala que se pronuncie inmediatamente).

Porque tal vez pienses que tu trabajo o tu hobby no influye (ni lo hará en un futuro) en el mundo que te rodea, en las personas que están a tu lado. Pero eso no es cierto: una sonrisa, una pintura, una palabra, un gesto o una canción tuya puede despertar algo en otra persona. En Gaiman fue su particular estilo narrativo; en Rowling, dos elementos clave de su obra más famosa. Y ambos escritores jamás se cruzaron al señor Lewis por la calle (porque murió antes de nacer ellos, básicamente). Así que, por favor, nunca dejes de vivir, de hacer cosas, de soñar, de crear:

Porque, al igual que la influencia de C. S. Lewis, nunca sabes a quién puedes inspirar.

Porque, aunque a priori no te lo parezca, a veces eso es suficiente.

Porque a veces de una pequeña semilla puede crecer el bosque más exuberante de todos. Y créeme, tú eres una pequeña semilla maravillosa.


Fuentes consultadas:

Sobre Neil Gaiman

Sobre J. K. Rowling

Artículo recomendado:

Cómo estructurar una novela: El viaje del héroe (Víctor Sellés)

Libro recomendado:

Un hobbit, un armario y una Gran Guerra. Joseph Loconte. Traducción: J. M. Baquero. Ed. Larrad, 2018. 320 páginas. 21,47€.

Utopía - Ana Calatayud L.

Cosecha del 96, escritora y actriz (empezando en el doblaje) graduada en Educación Primaria con mención en Educación Física que aspira a convertirse en bibliotecaria.

Deja un comentario